ANÁLISIS: La militarización de las agencias de policía desde Ferguson hasta el Medio Oriente

MilitarizacionRoqs

Crédito de la imagen: Todo Poder al Pueblo Operaciones Mediáticas

CLICK HERE FOR ENGLISH

Dedicado a los pueblos victoriosos de Palestina y Ferguson, MO.

El Colectivo Todo Poder al Pueblo está orgulloso de presentar la siguiente perspectiva en las operaciones militarizadas de agencias de policía locales y nacionales, que se formulan, se planean y se prueban junto a los aliados extranjeros del imperialismo estadounidense, como la Ocupación israelí en Palestina y los regímenes árabes del Golfo, quienes se unen para emprender la guerra contra los oprimidos.

La violencia de la policía hacia nuestras comunidades no es un “accidente” o acontecimiento anormal, es el plan exacto, el objetivo de la policía y de otros cuerpos armados de la ocupación relacionados con el estado. Dentro de los Estados Unidos, estas prácticas se realizan no sólo a través de la fuerzas armadas, pero a través de la violencia institucionalizada; en Salinas, California, las prácticas de contra-insurrección preparadas con la colaboración de los Militares estadounidenses se utiliza contra comunidades inmigrantes; con los programas de fusión en los que se intercambian los datos con el gobierno federal y la poli-Migra creando el programa de “Comunidades seguras” han elevado las deportaciones; Mientras tanto, en las comunidades de las minorias como Oxnard, Fresno, Los Ángeles y Orange County, medidas contra pandillas (gang injunctions) han logrado revocar los derechos de los residentes en las zonas afectadas.

Agradecemos a Roqayah Chamseddine por escribir este artículo importante y esperamos que los organizadores, trabajadores, estudiantes y familias reconozcan la importancia de estudiar, compartirlo y luchar para tomar el control de nuestras comunidades!

La militarización de las agencias de policía desde Ferguson hasta el Medio Oriente

Escrito por Roqayah Chamseddine

Publicado originalmente en Al-Akhbar (Líbano)

Traducción por Colectivo Todo Poder al Pueblo

El armamento y las tácticas militares de los organismos policiales de Estados Unidos pueden documentarse, por lo menos, desde el año 1967, cuando se estableció la unidad de paramilitares conocida como Armas y Tácticas Especiales (SWAT, por sus siglas en inglés). En el libro Overkill: Rise of Paramilitary Policing, del periodista Radley Balko, escribe que el origen del SWAT militarizado de hoy tiene sus comienzos en “una fuerza especializada en Delano, California, formada por oficiales de control de masas, con policía antidisturbios y francotiradores, reunidos para hacer frente a los levantamientos de trabajadores agrícolas liderados por César Chávez.” Balko escribe para The Wall Street Journal en agosto de 2013 sobre el año 1975 y esta primera unidad de SWAT experimental y la cual creció hasta aproximadamente 500 unidades. Hoy en día hay miles. En 1983, según las encuestas realizadas por el criminólogo Peter Kraska de Eastern Kentucky University, 13% de las ciudades con 25.000 a 50.000 habitantes tenían un equipo de SWAT. Para el año 2005, está cifra creció hasta el 80% de las ciudades.

IZQUIERDA: Se observa un miembro del equipo SWAT desplegando un dispositivo no letal fuera del garaje de un apartamento donde se cree que un sospechoso armado puede estar atrincherado en Port Hueneme. (Rob Varela – Ventura County Star) DERECHA: patrullas militares israelíes por las calles de la ciudad cisjordana de Hebrón, en 06 de julio 2014 (Abed Al Hashlamoun—EPA)

IZQUIERDA: Se observa un miembro del equipo SWAT desplegando un dispositivo no letal fuera del garaje de un apartamento donde se cree que un sospechoso armado puede estar atrincherado en Port Hueneme. (Rob Varela – Ventura County Star) DERECHA: patrullas militares israelíes por las calles de la ciudad cisjordana de Hebrón, en 06 de julio 2014 (Abed Al Hashlamoun—EPA)

En “La guerra llega a casa: La militarización excesiva en la policía Americana,” la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) reportó en junio 2014, que los programas federales están “equipando a fuerzas de seguridad estatales y locales con armas y tácticas de guerra sin una discusión pública y ningún tipo de vigilancia.” Una de las organizaciones que utiliza este tipo de política es el Programa de Exceso de Propiedad del Departamento de Defensa (DoD), o el Programa 1033, que “proporciona el equipo militar de sobra del DoD a fuerzas de seguridad estatales y locales para uso en operaciones contra narcóticos, operaciones de contraterrorismo y para mejorar la seguridad de los oficiales.” Los artículos proporcionados por DoD incluyen, pero no se limitan a, vehículos blindados, aviones, lanzadores de granadas, innumerables ametralladoras, revistas, trajes blindados contra bombas, instrumentos para forzar entrada y unidades de vigilancia electrónica.

En la pequeña ciudad de Ferguson, Missouri, Michael Brown, un adolescente negro desarmado, fue asesinado a causa de múltiples disparos por un policía el 9 de Agosto. Testigos dicen que el policía inició una confrontación con Brown para después agredirlo físicamente, como ha informado Margaret Hartmann para New York Magazine:

Dorin Johnson, amigo de Brown, dice “veníamos caminando por la calle cuando el oficial se detuvo y nos dijo, “a la chingada sobre la banqueta.” Johnson dice que el policía había sacado su brazo de la ventana y agarró a su amigo del cuello. El testigo Piaget Crenshaw declara que vio la persecución de Brown. “Le dieron un balazo y cayó. Él puso sus brazos hacia arriba para demostrar que era inocente y que no portaba armas, sin embargo le dispararon dos veces más, cayó al suelo y murió.” 

Después de la muerte de Michael Brown, las protestas comenzaron a tomar forma rápidamente en respuesta al asesinato, en la escena del crimen y también delante de la sede del Departamento de Policía de Ferguson. La policía respondió agresivamente a los manifestantes, muchos de los cuales literalmente llevaban las manos arriba de sus cabezas mientras gritaban “¡No disparen!” Es alarmante – perros policías, y policías fuertemente armados, intimidaron a hombres, mujeres y niños de Ferguson. Por lo menos un oficial fue grabado mientras gritaba, “¡Vengan acá, a la mierda, todos son animales! ¡Vengan acá!” Es extremadamente preocupante el hecho de que hayan prohibido vuelos sobre la ciudad de Ferguson, lo cual demuestra un esfuerzo para detener los medios de comunicación de volar sobre la zona e impedir que sea grabada. palestinians-are-sharing-advice-with-protesters-in-ferguson-missouri

La aplicación de la ley en comunidades negras es de carácter histórico y omnipresente, con una larga historia en todos los aspectos de la vida y la comunidad, incluso para los que son afectados indirectamente por las acciones de la policía. Cuando el racismo bajo una policía militarizada es sistemático, el resultado es una deshumanización constante y una aceptación por la sociedad de la escala desastrosa, a menudo con la aprobación de tácticas violentas contra el pueblo negro y las comunidades de color. Los departamentos de policía modernos comparten una historia colonial que dan un contexto a la violencia de hoy por fuerzas policíacas. Reconocer este marco es esencial para examinar históricamente la brutalidad que la policía ha desarrollado.

Empezando con los policías en los años 1600s, quienes organizaron un tipo de “policía de vecindario” para capturar esclavos y prevenir que se

"Sólo en USA puede suceder, que un joven de color asesinado, vaya a juicio!" - Syreeta McFadden

“Sólo en USA es concebible que se lleve a juicio a un joven de color para que pague por su propia muerte!” – Syreeta McFadden

organizaran y fueran pagados, las “patrullas de esclavos” de los principios del 1700, la elección de policías por su afiliación o sus conexiones políticas en el 1880, y el programa “Detener y Registrar” (Stop and Frisk) adaptado de la ley común Inglesa, aprendemos que no solo la violencia es inseparable de la institución policíaca, pero que es un componente necesario que le da el poder al estado para controlar a sus ciudadanos, y que se ha estado desarrollando en una manera destructiva. Los oficiales de la policía son entrenados para usar fuerza y les dan las armas letales para que puedan utilizar esa fuerza. De acuerdo a los datos presentados en el reporte de junio del 2014 por el ACLU, esta violencia es mayormente dirigida a las personas de color. 61% de todas las personas impactadas por equipos de SWAT en caso de drogas fueron personas de color y una mayoría de ellos fueron negros.

“Cuando los datos fueron examinados por la agencia (y con la población local tomada en cuenta), las disparidades raciales en despliegues del SWAT eran extremas. Como se muestra en la tabla gráfica de abajo, en cada agencia los Negros tienen mayor probabilidad de ser afectados por un ataque del SWAT en comparación con la comunidad blanca. Por ejemplo, en Allentown, Pensilvania, los Negros tienen casi 24 veces con mayor probabilidad que los blancos de ser afectados por un ataque del SWAT, y en Huntington, Virginia Occidental, los Negros tienen 37 veces más de probabilidad. Además, en Ogden, Utah, los Negros tienen 40 veces más de probabilidad que los blancos de ser afectados por un ataque del SWAT.”

A pesar de esto, la atención dirigida a las acciones de oficiales individuales, aunque de gran importancia, no deben confundir el discurso – los datos presentados por el ACLU no son sólo una acusación de policías individuales, pero de la propia institución de policía. Las agencias de policía han creado un ambiente que no sólo emplea la violencia contra minorías, sino también incita la violencia contra ellos.

La institución autoritaria estadounidense de hoy día ha cooperado con una lista larga de agencias estatales que son componentes integrales de una maquinaria policíaca del gobierno, tanto a nivel nacional como internacional. El entrenamiento entre los Estados Unidos y las fuerzas de Israel es un ejemplo del abarcamiento de este sistema. En mayo del 2010, 50 almirantes y generales jubilados estadounidenses sostuvieron enérgicamente, en una carta al presidente Obama, que Israel es una gran ventaja de seguridad y que “la policía americana y los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley han cosechado los beneficios de esta colaboración con profesionales israelíes en las áreas de contraterrorismo doméstico y tácticas de primera respuesta a 10458316_10103658762986466_7693147555744320440_nataques terroristas.” En 2010, la Liga de Anti-difamación (ADL, por sus siglas en inglés) anunció públicamente que había patrocinado a 15 funcionarios de alto rango – incluyendo oficiales del FBI, NYPD y policía de Boston – para que participaren en una “misión de entrenamiento intensivo de contra-terrorismo” en Israel de modo que pudieran compartir “información, estrategias y tácticas,” y volvieron en el 2011 y 2013. Este programa, que se estableció por primera vez en 2003, ha enviado a más de 115 ejecutivos de agencias policíacas de nivel estatal, federal, local a Israel. En 2013, los miembros de una brigada de desactivación de explosivos de Arizona, entre ellos un Policía de rango, viajó a Israel para la formación que incluyó “ir a la Ribera Occidental Israelí con el escuadrón de bombas de la Policía Nacional para aprender sobre las inspecciones en los puertos en que se relacionan con explosivos y operaciones especiales.”

¿Cuál es la razón para esta formación? “Para mejorar las técnicas y las tácticas que utilizan a lo largo de la frontera entre México y EE.UU.”

La Jornada, 03/10/14: La empresa israelí Elbit Systems Ltd (empresa famosa por su trabajo de "sistemas de detección de intrusión" y otros proyectos para las barreras contra los palestinos) anunció que su subsidiaria obtuvo el contrato del Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos para producir e instalar sistemas de vigilancia, incluidas torres de observación, en la frontera de Arizona con México, reportó Alternet.

La Jornada, 03/10/14: La empresa israelí Elbit Systems Ltd (empresa famosa por su trabajo de “sistemas de detección de intrusión” y otros proyectos para las barreras contra los palestinos) anunció que su subsidiaria obtuvo el contrato del Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos para producir e instalar sistemas de vigilancia, incluidas torres de observación, en la frontera de Arizona con México, reportó Alternet.

La ADL no es la única organización que promueve la relación militar estadounidense-israelí. El Comité de Asuntos Públicos Estados Unidos-Israel (AIPAC, por sus siglas en inglés) tiene una publicación dedicada a esta “alianza estratégica” señalando que “Israel ha trabajado con varios organismos americanos, incluyendo el FBI, NYPD, LAPD y el Departamento de Policía de Washington, D. C.” Según el folleto, no sólo policías del Capitolio de EE.UU. han recibido la capacitación en ” técnicas de terrorismo israelí,” pero la relación entre estas dos entidades coloniales tiene un gran alcance, incluso más allá del ámbito tradicional de la aplicación de la ley, ya que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) y la Guardia Nacional han participado “con viajes frecuentes a Israel para asistir a simulacros de seguridad nacional israelí.” Los Estados Unidos no sólo han aprendido de la brutalidad de las fuerzas de ocupación israelíes, además comparten sus conocimientos con otras naciones. El centro de entrenamiento para las autoridades del Medio Oriente que es co-patrocinado por el FBI y los Emiratos Árabes (UAE, por sus siglas en inglés) en la Academia de Policía de Dubai, donde agentes de la FBI ofrecen cursos de formación especial que “envuelven muchos aspectos de la aplicación de la ley, así como los medios para luchar contra delitos no-violentos, crimen violento, la medicina forense y la lucha contra el terrorismo.” Los Estados Unidos también realiza programas de intercambio militares en lugares como Egipto, donde las fuerzas de los EE.UU. y las fuerzas egipcias participan en ejercicios militares conjuntos y ofrecen formación del FBI a la policía secreta de Egipto que “rutinariamente torturaba a detenidos y suprimió a políticos de oposición gubernamental,” como se ha declarado en testimonios de víctimas.

mILITARIZATIONredWhiteBlueLas instituciones policiales son las que siguen trabajando y ampliándose bajo el pretexto de la aplicación de la ley mientras se produce la fusión con los más destacados personajes que están siempre detrás las guerras, incluyendo la industria de armas, los grupos de presión y los políticos, mientras que exigen que las comunidades, en su mayoría comunidades de color, entreguen la poca autonomía que tienen para que puedan recibir “protección.” Lo cual no tiene efecto alguno el reclamar esta protección ya que estas instituciones son las que dictan las limitaciones de esta protección y determinan para todos los de la comunidad cual es la respuesta a cualquier acción.

Los hombres y las mujeres de raza negra han luchado desde hace mucho tiempo, con su sangre, por la descentralización y la democratización de la policía además por el derecho de las comunidades en decidir su futuro sin la amenaza de la brutalidad policial, y El Programa de los Diez Puntos de las Panteras Negras, escrito en 1966, es un ejemplo claro de esto. “Queremos un fin inmediato a la brutalidad policial y un alto al asesinato de personas de raza negra,” está escrito en el programa. “Creemos que podemos acabar con la brutalidad policial en nuestra comunidad negra mediante la formación de grupos de autodefensa que se dediquen a defender nuestra comunidad de la opresión y la brutalidad de policías racistas.” Un artículo en el Palm Beach Post, publicado en 1969, dice: “Las Panteras Negras buscan policía Descentralizada”:

“Seis Panteras Negras han llegado del oeste como los hombres de una conferencia nacional en la que se tomará un tema sencillo – descentralizar los sistemas policiales de las grandes ciudades, poner a los Policías bajo la orden de los barrios y establecer en cada comunidad su propio comisario de policía.”

Las fuerzas de policía de los Estados Unidos mantienen supremacía blanca con la aplicación de la violencia racista, donde en lugares como Ogden, Utah, los negros “tienen 40 veces más de probabilidad de ser afectados por un redada de SWAT en comparación con los blancos,” según reporta la ACLU. Estas fuerzas trabajan para la conservación del capitalismo, y la policía, como institución, usa el elitismo, la violencia y el autoritarismo para preservar el estado.

La descentralización no solo es posible, sino un proceso necesario para derribar la estructura de brutalidad y militarización que las comunidades de color encaran en las manos de policías paramilitares racistas. La policía ha demostrado que no es responsable ante las comunidades que según afirman “servir y proteger,” y por lo tanto para terminar con esta práctica y conseguir justicia restaurativa la propia institución se debería derribar y sustituirse por una organización que sea transparente y que represente la diversidad de estas comunidades, y sobretodo lo más importantemente, que sea limitada en cuanto al alcance de su poder.

Roqayah Chamseddine es periodista libanés-estadounidense basada en Sydney. Su cuenta de Twitter es @roqchams y escribe para “Cartas desde la clandestinidad.”

El Colectivo Todo Poder al Pueblo es una agrupación independiente y nuestra base es la auto-defensa y la capacitación de nuestras comunidades en Oxnard, California. http://www.todopoderalpueblo.org

ferguson-poster_small-for-web

“Si no estáis prevenidos ante los Medios de Comunicación, os harán amar al opresor y odiar al oprimido” – Malcolm X (Corina Dross, http://corinadross.com/2014/08/19/ferguson-fundraising/ )

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s