PERIODICO VIDA – Piden alto a la violencia policiaca

Protestantes en contra de la violencia policiaca marcharon el domingo pasado por las calles de la ciudad de Oxnard para recordar el primer aniversario de la muerte de Alfonso Limón Jr., un joven que murió a manos de agentes de la policía.

Unidos, el grupo de aproximadamente 180 personas, respaldado por distintas organizaciones, incluyendo Todo Poder al Pueblo Colectivo, protestaron incidentes en los que la violencia perpetrada por las autoridades cobra la vida de jóvenes como Limón.

Con pancartas con frases en inglés y español como “Policías asesinos, sáquenlos de nuestras calles”, los protestantes demandaron transparencia y apoyo de parte de las autoridades en cuanto se refiere a casos violentos en los que el personal policiaco está involucrado.

En octubre del 2012, Limón fue acribillado por agentes de la policía después de ser confundido con un sospechoso que había estado involucrado en un incidente violento con las autoridades. Limón, de sólo 21 años de edad, murió a causa de los disparos que recibió durante el encuentro.

Los protestantes se reunieron en el Parque Del Sol, en La Colonia, y de esa área marcharon hasta la estación de policía de Oxnard. Frente a las oficinas de la policía, exigieron justicia, gritaron, bailaron y hasta pintarrajearon los árboles y las banquetas, finalizando su recorrido en el lugar donde Limón fue acribillado, en la esquina sureste de Garfield Avenue y Cooper Road.

Al llegar al lugar donde Limón falleció, los protestantes participaron en un rosario ofrecido por un sacerdote en compañía de Robert Ramírez, cuyo sobrino falleció debido a una sobredosis mientras estaba en la custodia de las autoridades.

This slideshow requires JavaScript.

Los participantes de la marcha, que incluyeron la familia de Limón y familiares de Michael Mahoney, quien también fue acribillado por la policía de Oxnard, indican que decidieron llevar a cabo esta marcha para crear conciencia sobre este tipo de casos, recalcando la necesidad de que se imponga justicia.

De acuerdo al reporte divulgado por la policía poco después de la muerte de Limón, el sábado 13 de octubre del 2012, alrededor de las 10 de la noche, oficiales de la policía trataron de detener un vehículo que circulaba por las calles de La Colonia, por una aparente violación de tráfico.

Aparentemente, el vehículo estaba ocupado por 3 individuos, los cuales se rehusaron a seguir las instrucciones de los oficiales y con los cuales estuvieron discutiendo por aproximadamente 10 minutos. Durante ese tiempo, los uniformados recibieron una llamada de un vecino del área, alertándolos de que, alguno de los ocupantes del vehículo estaba armado.

Acto seguido, el vehículo fue puesto en marcha, iniciándose así una breve persecución que terminó dos cuadras más adelante, al norte de la Calle Garfield, donde, los integrantes del vehículo salieron y abrieron fuego contra los oficiales, quienes respondieron la agresión, armándose un tiroteo.

A consecuencia del tiroteo, Limón murió. Las autoridades indican que Limón fue víctima del fuego cruzado, sin estar involucrado en el incidente. Limón fue impactado mientras caminaba por el lugar junto a su hermano.

Las autoridades identificaron a los 3 individuos, presuntos sospechosos, como Rafael Hernández, Justin Villa y José Zepeda.

Zepeda, de 24 años de edad, fue uno de los que salió corriendo del vehículo durante el altercado y resultó muerto en la escena.

Se indicó que Hernández, de 22 años de edad, se rindió a las autoridades y ni siquiera salió del automóvil. Él fue subsecuentemente arrestado. El tercer sospechoso, Villa, de 24 años de edad, resultó herido durante el altercado y fue transportado al hospital.

Una pregunta crucial, que no ha sido respondida aún sino hasta que concluya la investigación, es: ¿Quién hizo los disparos que causaron la muerte del joven Limón, si fue acribillado por las balas de los agresores o bien por agentes de la policía?

El Asistente del Alguacil Gary Pentis informó que la investigación está a cargo del Departamento del Alguacil del Condado de Ventura. Pentis dijo poco después del día de los hechos que hay expertos en balística, sangre, huellas y video, trabajando en la investigación, pero dada la gravedad de la misma, puede tomar bastante tiempo para que la conclusión sea hecha.

Los resultados de la investigación serán entregados a la oficina del Fiscal del Distrito para que éste determine si se violaron los derechos de alguien o si el cuerpo de policía actuó de una forma incorrecta.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s